La Maldicion de la Masoneria en la Familia

Wlliam Schnoebeln ex Mason grado 32
La Maldición y la Esperanza


• Una joven sufría ataques epilépticos tan terribles que ninguna medicina podía ayudarla. La renuncia de sus padres a la Masonería empezó un cambio, y ella fue sanada de la epilepsia por el poder de Jesucristo.

• La noche después que una oficial de alto rango en la Estrella de Oriente efectuó el ritual de la Orden, ella despertó con pesadillas en las que un demonio con cabeza de cabra intentaba violarla. Estas terribles experiencias terminaron cuando ella renunció a la Estrella y dejó la Orden.

• Un niño con agudos problemas de aprendizaje, fue sanado milagrosamente días después que su abuelita renunció a las ataduras masónicas de su familia.

• Una mujer que padecía esclerosis múltiple pasó a un estado de remisión cuando cortó sus lazos con la Estrella de Oriente, y pidió perdón al Señor por esa asociación.

• Un joven suicida que participaba en el satanismo y en el rock metálico negro, pasó al altar para orar y recibir a Jesucristo. Esto sucedió después que su madre renunció a los
lazos masónicos generacionales, iniciados por el abuelo del muchacho.

• Estos son sólo algunos relatos de personas (a menudo niños o jóvenes) cuyas vidas fueron severamente dañadas por su vinculación con la Masonería. Los menciono, no para causar desaliento, sino para mostrar que no hay tragedia que la cruz del Calvario no pueda sanar.

Cuando el padre es masón, Satanás puede entrar en el hogar y causar muerte espiritual y física. Padres que son personas buenas, temerosas de Dios, se sorprenden de que su niño esté enfermo, o de que su hijo adolescente esté involucrado en el satanismo, en relaciones sexuales promiscuas, o que haya tratado de suicidarse. Puesto que la mayoría de los medios cristianos de comunicación no difunden información como la que damos en este libro, los padres a menudo se sorprenden al saber que la Masonería puede ser un cáncer tal en el hogar.

Esto se debe a la falta de buena enseñanza en las iglesias en relación a la Masonería, y a la falta de predicación sobre la autoridad espiritual en el hogar. Muchos pastores se sienten incómodos con el tema, porque consideran que es "chauvinista" o "no liberado" predicar que el esposo es la cabeza de la esposa (1 Corintios 11:3-10).

La Palabra de Dios nunca pasa de moda. Sin embargo, por la falta de buena enseñanza, muchos matrimonios cristianos han naufragado, y muchos hijos se han perdido en los mares tempestuosos de la adolescencia. Es esencial que tanto el esposo como la esposa comprendan el principio de la cabeza del hogar, y que comprendan el peligro de participar en la Masonería.


LA CABEZA DEL HOGAR


Pablo enseña que "Cristo es la cabeza de todo varón, y el varón es la cabeza de la mujer" (1 Corintios 11:3). Así creó Dios a los varones y a las mujeres. Otros dos versículos claves de este pasaje nos dicen:
Pero toda mujer que ora o profetiza con la cabeza descubierta, afrenta su cabeza; porque lo mismo es que si se hubiese rapado... Porque el varón no procede de la mujer, sino la mujer del varón, y tampoco el varón fue creado por causa de la mujer, sino la mujer por causa del varón. Por lo cual la mujer debe tener señal de autoridad sobre su cabeza, por causa de los ángeles. 1 Corintios 11:5, 8-10
Aunque este es un pasaje bastante profundo, no es tan difícil que no pueda ser interpretado con la ayuda de la misma Biblia. La primera parte es clara. El esposo debe ser cabeza de la esposa, así como Cristo es cabeza del esposo. En otro lugar, Pablo explica con más claridad este principio y nos dice:

Porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, y él es su Salvador. Así que, como la iglesia está sujeta a Cristo, así también las casadas lo estén a sus maridos en todo. Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla, habiéndola purificado en el lavamiento del agua por la palabra.Efesios 5:23-26.

No se trata de que el esposo se "enseñoree" de su esposa, sino que él se dé a sí mismo por su esposa, poniendo su vida por ella como lo hizo Jesucristo por la iglesia. Esto de ninguna manera es licencia para una conducta abusiva de parte de los esposos. La esposa debe estar sujeta al esposo,
pero el esposo debe ser como Cristo en el cuidado y devoción hacia su esposa. El debe ser el canal por el cual el Espíritu Santo pueda santificar y purificar a su esposa.

EXTIENDE TU PROTECCIÓN

La última parte del pasaje de 1 Corintios 11 parece más confusa. ¿Qué significa: "Por lo cual la mujer debe tener señal de autoridad sobre su cabeza, por causa de los ángeles"? A veces se ha interpretado este versículo y los precedentes en forma literal, al punto que la mujer se ha sentido obligada a usar velo o sombrero para ir a la iglesia.

Sin embargo, la palabra usada es "autoridad", que obviamente significa más que velo. Si dejamos de especular y permitimos que la Biblia interprete el pasaje, podemos verlo claramente. En Rut 3:8-9 encontramos la costumbre hebrea a la cual se refiere Pablo:

Y aconteció que a la medianoche se estremeció aquel hombre, y se volvió; y he aquí, una mujer estaba acostada a sus pies. Entonces él le dijo: ¿Quién eres? Y ella respondió: Yo soy Rut tu sierva; extiende el borde de tu capa sobre tu sierva, por cuanto eres pariente cercano.

Rut le pide a Booz, su pariente cercano, que se case con ella, por la obligación que él tenía hacia Mahlón, el ex esposo de Rut. El acto de extender su capa sobre Rut era una forma de decir que se casaría con ella, tomándola bajo el manto de su protección, así como nosotros, la iglesia, estamos bajo el manto de protección de Jesucristo.

Cuando un hombre piadoso se casa con una mujer, él asume autoridad sobre ella, por causa de los ángeles. El pasaje no dice a qué ángeles se refiere. Algunos dicen que son ángeles caídos, que podrían atacar o tentar a la esposa.

Otros dicen que son ángeles buenos, que se escandalizan ver a una esposa que no está bajo la autoridad de su esposo.

Aunque no podemos estar seguros, prefiero la primera explicación, especialmente porque otros dos pasajes bíblicos parecen indicar que los ángeles caídos pueden ser peligrosos para las mujeres sin protección (Génesis 6:2; Judas 6-7). Por tanto, es deber del esposo proveer protección espiritual para su esposa.

¿Por qué? Porque así estableció Dios la relación matrimonial. Esa es la forma en que el hombre y la mujer se unen. En un buen matrimonio cristiano, el esposo es la protección para la esposa es su pastor, o su "pararrayos", por decirlo así. El recibe todos los ataques por ella, así como Cristo lo hizo por nosotros. El debe ser tanto una fuente de bendición para ella, como su protector fuerte de los ataques, ya sean espirituales o físicos.

Una mujer piadosa puede permanecer casada con un esposo que ha vuelto al mundo o que no es salvo, pero es | una lucha. Muchas veces esos esposos se arrepienten y llegan a ser salvos, gracias al testimonio paciente de sus esposas (1 Corintios 7:14). En tales situaciones, la mujer viene a ser la protectora del hombre débil. Eso no es lo que Dios diseñó, pero sucede en un mundo caído.

Es por esta razón que la Masonería Libre es un elemento de infortunio para el matrimonio. La autoridad espiritual es una espada de dos filos que corta por ambos lados. Si el esposo está hundido en pecado, como la Masonería, todo el poder espiritual malévolo de la Logia se filtra por medio de él hacia su esposa y (peor aún) hacia sus hijos, aunque ellos nunca pongan un pie en la Logia.

Cada vez que el esposo retorna de una reunión de la Logia al hogar, arrastra tras él a una nube de espíritus masónicos diabólicos. Es como llevar el virus de la gripe, de la oficina, al hogar, con la diferencia que este "virus" es espiritualmente más contagioso, y se requiere mucho más que líquidos y reposo para librarse de él.

EL DIABLO ATACA AL MÁS DÉBIL

Si, como dijimos antes, la esposa posee una personalidad firme y su relación con el Señor es sólida, ella podría resistir los ataques de la idolatría de su esposo.

Sin embargo, la situación de los hijos es distinta. No podemos esperar que se defiendan solos espiritualmente, así como no esperamos que lo hagan físicamente. Lo trágico es que los hijos sufren el peor ataque por la masonería del padre.

Esto no se debe sólo a la probabilidad de que los hijos tomen parte en las organizaciones De Molay, Arco Iris o Hijas de Job (órdenes masónicas para jóvenes), aunque ese peligro es real. Lo peor es que serán afectados espiritualmente por la idolatría en la vida de su padre.

Aunque por el momento no parezca haber ningún problema evidente, los padres deben estar prevenidos de los peligros de largo alcance por su participación en la Logia. Esto causa una enorme presión invisible sobre los hijos, la cual quizá no se manifieste hasta que el joven experimente periodos de crisis en su vida. Una de las crisis más serias en el desarrollo es el inicio de la pubertad. Muchas veces es en esta etapa cuando, literalmente, "todo el infierno" se libera.

Podríamos compararlo con una fina grieta en un avión. No se ve a simple vista, y parece no causar problema alguno. Sin embargo, la participación en la Masonería es como un insecto de la muerte, que va carcomiendo la espiritualidad de la familia desde adentro.

Tal como la fina grieta en el avión, no se ve hasta que una tensión extraordinaria ataca a la persona, o un "fuerte viento", para continuar la metáfora -una crisis familiar o personal-, y la grieta se convierte en boquerón y un motor se cae. Entonces tenemos una "tragedia" espiritual.

La Palabra de Dios habla directamente de esta terrible consecuencia:
El que turba su casa heredará viento; y el necio será siervo del sabio de corazón. Proverbios 11:29

Frecuentemente, durante la pubertad, cuando el joven está luchando con asuntos importantes como la apariencia física, los impulsos sexuales y la formación de su identidad, las debilidades espirituales ocultas que fueron causadas por la participación del padre (o de la madre) en la Masonería Libre, hacen que la grieta se abra completamente.


AÑADIENDO MAS GASOLINA AL FUEGO

Dos de las fuerzas más poderosas que afectan al joven son el impulso sexual y la necesidad de rebelarse y afirmar su propia individualidad. Ambos son parte del proceso de desarrollo del adolescente, y la situación empeora increíblemente cuando hay una autoridad masónica en el hogar. ¿A qué se debe esto?

Como explicamos antes, la Masonería Libre es esencialmente un culto a la fertilidad un culto que gira alrededor de la reproducción sexual. Sus símbolos sagrados son ídolos sexuales. En la magia, estos ídolos están designados especialmente para invocar fuertes deseos sexuales y fertilidad. En términos sencillos, son talismanes o amuletos mágicos para aumentar la lascivia. Obviamente, lo último que necesita un joven es más lascivia.

El o ella tiene ya un cuerpo lleno de hormonas en acción y está rodeado por una cultura en la que abundan imágenes sexuales, música y videos pornográficos. Tener un padre que lleva al hogar influencias espirituales de la Logia que aumentan la lascivia, es como añadir gasolina a un incendio que ya está ardiendo. Las influencias obscenas de los principados masónicos, son asombrosamente fuertes. Aun muchos adultos no pueden resistirlas, y sin duda, es pedir demasiado que nuestros jóvenes inmaduros lo hagan.

¿Cómo esperamos que nuestros hijos se mantengan vírgenes hasta el matrimonio, cuando nuestra participación en una antigua religión de misterio ha abierto las puertas de la lascivia en nuestros hogares?

¿Cómo esperamos los padres que nuestros hijos respeten la autoridad y honren la Palabra de Dios y sus enseñanzas, si nosotros rehusamos obedecerla? Los hijos perciben fácilmente la hipocresía, y si ellos conocen sus Biblias, pronto se darán cuenta de que el papá no debería ir a las reuniones de la Logia cada lunes por la noche. Sus acciones hablarán más fuerte que sus palabras.

Además, aunque la mayoría de los hijos probablemente no sepan mucho acerca de la Masonería en la cual su padre o madre están involucrados, el que sus padres sean miembros de "la más grande organización de brujos del mundo", introduce el pecado de la hechicería en el hogar. La Biblia nos enseña:
Porque como pecado de adivinación es la rebelión, y como ídolos e idolatría la obstinación.

1 Samuel 15:23
Los padres se preguntan por qué sus hijos son rebeldes, pero ellos mismos están fuera de la voluntad de Dios al participar en la Logia. La rebelión de los padres sencillamente se filtra a los hijos y, especialmente durante los años de adolescencia, puede resultar en una explosión de anarquía.

LOS PECADOS DE LOS PADRES

Hay un anuncio en la televisión donde un padre reprende a su hijo por usar drogas, pero descubre que éste comenzó a usarlas porque vio que sus padres lo hacían. El locutor, con voz grave, dice: "Los padres que usan drogas tienen hijos que usan drogas". Nosotros fácilmente podríamos decir: "Los padres idólatras tienen hijos idólatras".

Muchos comentaristas han notado el incremento dramático de las siguientes prácticas, entre los jóvenes, en las dos últimas generaciones:

1. Relaciones sexuales prematrimoniales
2. Aborto i
3. Uso de drogas ilegales
4. Participación en el ocultismo y el satanismo

Sería muy simplista señalar un culpable por estos fenómenos. Están interrelacionados. Considere el hecho de j que todos estos pecados de adolescentes (y son pecados) están directamente vinculados con la Masonería Libre.

1. Relaciones sexuales prematrimoniales

Como mencionamos, la Masonería es una secta que I fomenta los apetitos carnales por medio de su influencia espiritual. No causa sorpresa que los hijos de los cristianos comenzaran a experimentar con las relaciones sexuales ilícitas, cuando la membresía de sus padres en la Masonería aumentó en la década de 1960.

2. Aborto

Este es un sacrificio de niños. Ha Sidom "esterilizado" ye n vuelto en un ropaje médico, pero literalmente es el acto de una madre (de cualquier edad) que coloca a su bebé sobre un altar pagano para que sea matado. No importa si el sumo sacerdote que oficia el sacrificio es un satanista vestido de negro, con una daga en la mano, o si es un doctor vestido de blanco, con su instrumento de succión en la mano.

Nuestros niños abortados están siendo sacrificados sobre los altares del aborto, en honor a los "dioses" de la conveniencia, de la "libertad de reproducción" y del "derecho a la privacidad".

¿Qué tiene que ver esto con la Masonería Libre? El dios de la Logia es Baal o Abadón, o muchos otros dioses paganos. En la Biblia, uno de los dioses más prominentes es Moloc. Tanto Moloc como Baal demandaban sacrificios de niños de parte de sus seguidores. La Biblia dice que esta práctica detestable consiste en ofrecer los hijos a Moloc (Levítico 20:2), u "ofrecerlo por fuego a Moloc" (Levítico 18:21). Era un pecado capital. De acuerdo a la Biblia y a historiadores seculares , así adoraban las antiguas religiones de misterio en muchas culturas.

Si el padre de una niña se arrodilló y juró lealtad a un dios como Baal o Moloc (aunque sin saberlo), ¿debe sorprendernos que su hija encuentre fácil, o inclusive necesario, ofrecer a su bebé de acuerdo a la liturgia maligna de ese dios? Este es un tema que debemos considerar en medio de nuestra cruzada piadosa por los derechos de los niños no nacidos.

¿Estamos luchando todas las batallas apropiadas en las cortes, en los medios de comunicación y en las calles, frente a las clínicas de aborto, y estamos perdiendo después la guerra, porque abrimos nuestros hogares y familias al hombre fuerte de Moloc al unirnos a la Logia?
Posiblemente si la Masonería fuera echada de nuestras iglesias y hogares, nuestras hijas no encontrarían tan fácil considerar el aborto. Debemos luchar primero, y sobre todo, contra esas fuerzas espirituales, y la Masonería Libre es una de las principales (Efesios 6:12).

3. Uso ilegal de drogas
La brujería y las drogas van juntas, como el caballo y la carreta -no puedes tener a uno sin el otro. Los primeros vendedores de drogas fueron brujos, y una parte importante de las antiguas religiones de misterio era la ingestión de drogas alucinógenas.

No debe sorprendernos que los hijos de aquellos que están participando en la Masonería, sean susceptibles a las drogas. La "puerta" se ha abierto por la participación de sus padres en la Logia, aunque los padres mismos nunca hayan tocado una droga. Recordemos que los niños, e inclusive los jóvenes, son mucho más débiles que sus padres espiritualmente, y los deseos que los padres pueden resistir, son demasiado atrayentes para un joven.

4. Participación en el ocultismo y en el satanismo Si los padres de un niño están en "yugo desigual" (2 Corintios 6:14), o en compañerismo fraternal con una organización mundial de miles de brujos y satanistas, ese niño estará expuesto al canto de la sirena del ocultismo.

Por medio de la Masonería Libre, los tentáculos de la brujería afectan profundamente a miles de hombres cristianos y a sus familias. Es el caballo de Troya del protestantismo americano contemporáneo, que ha causado la muerte de muchas iglesias importantes.

DETENGAMOS AL MONSTRUOSO ÍDOLO

Satanás es un estratega muy astuto. Por tanto, no ha puesto todos sus huevos de serpiente en una sola canasta. El ha lanzado un ataque múltiple contra nuestros jóvenes: televisión, música rock, secularismo en las escuelas, drogas, etc. Pero el primer paso que dio, fue contaminar el nido de la iglesia cristiana al introducir en ella a la Masonería Libre.
Aunque la actividad de la Logia masónica está declinando en muchos lugares, el maligno impulso espiritual creado por la participación de los padres y abuelos en la Masonería Libre, ha puesto en movimiento la avalancha del pecado.

Como un ídolo poderoso que no podemos detener, esta religión pagana de misterio atrae hacia sí todas las corrientes del ocultismo, música profana, drogas, y videos destructores, hasta que cae bajo su propio poder, aplastando a toda una generación de jóvenes y niños bajo su peso maligno.
Sólo el poder de la Cruz puede detenerlo. Nada, excepto la sangre de Jesucristo, puede detener al monstruo de la corrupción. Pero debe haber también verdadero quebrantamiento y arrepentimiento de corazón. Debe haber disposición para renunciar a la Masonería por la maldad que hay en ella, a pesar de toda su apariencia de bondad.

Debe haber un genuino deseo de "salir de entre ellos y permanecer separado", sin importar lo que puedan decir los amigos, la familia o los compañeros de trabajo.
Si el masón cristiano ama a su familia, y, más importante aún, si ama a Jesucristo, estará dispuesto a apartarse de las "obras infructuosas de las tinieblas" (Efesios 5:11), sin importar cuan atractivas puedan ser. El estará dispuesto a llamar al pecado por su nombre.
Sólo haciendo esto, y siguiendo los pasos que sugerimos en el último capítulo para renunciar delante del Señor a prácticas de la Masonería, y para renunciar legalmente a membresías masónicas, podrá él detener al monstruo maldad.

Jesucristo puede romper las cadenas del pecado y de muerte que atan al masón cristiano a la Logia, pero él del arrepentirse y confesar su pecado ante el Señor. Sólo así podrá detener ese impulso que lo amenaza a él, a su familia? a su iglesia, y dejar sin poder al ídolo monstruoso.

Desafortunadamente, el masón cristiano tendrá que pagar el precio (Lucas 14:28). Yo no sería honesto si dijera de mencionar que la ira de la Logia puede ser masiva aterradora. Algunos cristianos han visto su carrera profesional arruinada, su reputación destruida, e inclusive casas y negocios han sido incendiados por masones llenos ira, porque su "juguete" fue criticado. Incluso hay amena-de muerte.
Esto muestra cuan profundo ha cavado el Engañador los corazones de los siervos de la Masonería Libre.

Estos hechos de violencia son escasos, pero pueden ocurrir. No sería la primera vez que un creyente en Jesucristo sufriera persecución o martirio por su testimonio. Un verdadero siervo de Cristo debe considerar a la Masonería como "basura" (Filipenses 3:8), comparado con el gozo abundante de servirle a El.

Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución.
2 Timoteo 3:12

El masón que ha sido liberado, debe buscar apoyo en oración y ser discipulado por hombres de Dios que tengan! verdadero corazón de pastor. El debe buscar a Jesucristo, pero también debe estar consciente del daño que la Logia podría ocasionar a sus seres queridos. Por el poder y autoridad de Jesucristo, él debe aplastar bajo sus pies los objetos demoníacos de la Logia, y, "olvidando ciertamente lo que queda atrás", y extendiéndose a lo que está delante, debe proseguir "a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús" (Filipenses 3:13-14).

1 comentario: